Cómo mantenerse abrigado en una tienda de campaña (19 consejos de expertos)

El invierno ha llegado y con él, la emoción de salir a acampar en medio de la naturaleza. Pero, ¿qué hacer para mantenerse abrigado en una tienda de campaña cuando las temperaturas son gélidas? No te preocupes, ¡estamos aquí para ayudarte! En este artículo, te presentaremos 19 consejos de expertos que te permitirán disfrutar al máximo de tu experiencia de acampada en invierno, manteniéndote cálido y confortable dentro de tu tienda de campaña. Desde trucos ingeniosos hasta equipos indispensables, descubre cómo asegurarte de que el frío no arruine tu aventura al aire libre. ¡Prepárate para explorar el mundo invernal sin preocupaciones!

Hay pocas cosas peores que pasar una noche temblando en tu tienda de campaña. Cuando hace tanto frío que no puedes dormir, lo único en lo que puedes pensar es en el sol que aparece sobre las montañas por la mañana y en ponerte en movimiento nuevamente.

Sin embargo, no es necesario congelarlo durante la noche, incluso en las condiciones más frías. Con un poco de preparación y algunos trucos, cualquiera puede mantenerse abrigado mientras acampa y dormir bien por la noche en el campo. En esta guía, compartiré 19 consejos basados ​​en mi propia experiencia para enseñarte cómo mantenerte abrigado en una tienda de campaña.

Contenido

Antes de que te vayas

La clave para estar abrigado en la montaña es una buena preparación. Aquí le mostramos cómo prepararse para un viaje de campamento frío.

1. Traiga el saco de dormir adecuado

Llevar el saco de dormir adecuado es quizás lo más importante que puede hacer para mantenerse abrigado mientras acampa.

Cómo mantenerse abrigado en una tienda de campaña (19 consejos de expertos)

Trate las clasificaciones de temperatura del saco de dormir como un mínimo absoluto para su comodidad y opte por un saco de dormir más cálido. Si afuera hace 20 grados, estará mucho más cómodo en una bolsa de 0 grados que en una de 20 grados.

2. Guarde su saco de dormir en un saco seco

Una de las peores cosas que puede pasar durante un viaje frío es que tu saco de dormir se moje. Los sacos de dormir de plumón pierden casi todas sus propiedades aislantes cuando están mojados. Los sacos de dormir sintéticos seguirán aislando cuando estén mojados, pero no tan bien.

Recomiendo guardar tu saco de dormir solo en un saco de compresión impermeable. Si está solo, no tendrás que abrir el saco hasta que estés seguro dentro de tu tienda de campaña en el campamento.

3. Traiga la colchoneta adecuada para dormir

Después de un saco de dormir, tener la colchoneta adecuada es la segunda parte más importante para mantenerse abrigado en climas fríos. Te sorprendería saber cuánto calor corporal puedes perder en el suelo frío y con qué rapidez.

Los fabricantes miden el grado de aislamiento que proporcionan las colchonetas para dormir con un “valor R”. Si va a acampar sobre la nieve, le recomiendo una plataforma con un valor R de al menos 5, e idealmente de 6 a 8.

En primavera y otoño, normalmente puedes utilizar una almohadilla más ligera con un valor R de 3-4. También puede aumentar la clasificación R efectiva de su colchoneta para dormir agregando una almohadilla de espuma liviana debajo.

4. Empacar ropa interior larga

Las mallas y camisetas térmicas pueden marcar una gran diferencia en cuanto a qué tan abrigado estarás durante la noche. Hacen un gran trabajo atrapando el calor corporal, además te dan ropa seca para cambiarte en el campamento después de un día de caminata o escalada.

{{artículo-cta}}

Si no tienes un presupuesto ajustado, te recomiendo invertir en un par de Primaloft o pantalones de plumas para usar por la noche. Habiendo usado pantalones de plumas durante años, nunca volvería a acampar en invierno sin ellos.

5. Considere un forro para saco de dormir

Si la temperatura nominal de su saco de dormir está al borde de no ser lo suficientemente cálida, puede obtener calor adicional empacando un forro para saco de dormir. Estos efectivamente agregan de 10 a 20 grados a la temperatura nominal de su saco de dormir.

También son excelentes para absorber la humedad del cuerpo, lo que puede humedecer lentamente el saco de dormir a lo largo de la noche. Por lo tanto, vale la pena considerar un forro incluso si cree que su saco de dormir será lo suficientemente cálido por sí solo.

6. Agregue un vivac de emergencia

Otra forma de hacer que su lugar para dormir sea más cálido es colocar el saco de dormir y la almohadilla dentro de un saco vivac de emergencia. Un vivac de emergencia es básicamente un sobre de mylar. No pesa mucho ni cuesta mucho, pero le sorprenderá la eficacia con la que atrapa el calor.

Sin embargo, no recomendaría usar un vivac eléctrico si afuera hay humedad. La desventaja de estos sacos vivac es que no ventilan bien, por lo que pueden quedar atrapados en la condensación y dejar el saco de dormir húmedo.

7. Empaque calentadores de manos

Casi siempre llevo calentadores de manos cuando acampo en invierno. Son excelentes para situaciones de emergencia y pueden usarse para proporcionar un poco de calor adicional en lugares clave, como alrededor de la cabeza, si siente tiritas durante la noche.

Antes de que te duermas

Practicar algunos trucos sencillos antes de meterse en el saco de dormir puede marcar una gran diferencia en su calidez.

8. Elija un buen sitio para acampar

Elegir el camping adecuado puede marcar una gran diferencia en la temperatura de la tienda durante la noche. Es probable que un campamento ventoso justo en un paso se sienta mucho más frío que un campamento en un banco ligeramente más bajo y protegido del viento.

Cómo mantenerse abrigado en una tienda de campaña (19 consejos de expertos)

Si acampas sobre la nieve, también puedes construir tu propio refugio contra el viento. Utilice una pala para avalanchas para amontonar nieve en bloques y construir una pared en el lado de barlovento de su tienda. ¡Solo asegúrate de hacer un buen trabajo con la construcción o la pared podría colapsar en tu tienda en medio de la noche!

9. Ventile su tienda

La mayoría de las tiendas de campaña para montañismo están diseñadas con cremalleras de ventilación que pueden permitir el flujo de aire hacia la tienda. Si bien esto significa que cambiará el aire caliente de la tienda por aire frío del exterior durante toda la noche, también evita que se acumule condensación dentro de la tienda. Esa condensación puede gotear sobre tu saco de dormir y mojarte, por lo que es importante mantener la tienda al menos un poco ventilada.

10. Esponja tu saco de dormir

Los sacos de dormir deben estar llenos de aire para atrapar el calor de forma eficaz. Si su bolso ha estado en una bolsa de compresión todo el día, necesitará algo de tiempo para descomprimirse por completo. Una vez que su tienda de campaña esté instalada, coloque su bolso encima de su plataforma para que esté completamente levantado cuando esté listo para acostarse.

11. Come una gran cena

La comida es el combustible que tu cuerpo quema para mantenerte caliente durante la noche. Siempre es una buena idea cenar abundantemente y reponer calorías después de un largo día en la montaña, pero es especialmente importante en las noches frías.

Descubrí que los alimentos grasos tienden a mantenerme más caliente, por lo que a menudo agrego mantequilla o aceite de oliva a mi cena cuando estoy acampando en invierno. También me gusta tomar una taza de chocolate caliente después de cenar, lo que me deja una sensación de calidez y aporta algunas calorías extra antes de acostarme.

12. Pon agua caliente en tu saco de dormir

Uno de mis trucos favoritos para acampar en climas fríos es calentar agua poco antes de acostarse y ponerla en una botella de Nalgene. Luego guardo el biberón de Nalgene en mi saco de dormir, donde puede irradiar calor y precalentar el saco. Una vez que meto en mi bolso, puedo poner el biberón caliente alrededor de mis pies o estómago.

13. Usa el baño antes de acostarte

Asegúrate de orinar antes de acostarte. No sólo porque levantarse a orinar en mitad de la noche es frío y desagradable, sino también porque almacenar orina durante la noche requiere mucha energía. Tu cuerpo tiene que mantener ese líquido a 98,6 grados, lo que absorbe el calor corporal que de otro modo podría mantenerte caliente.

14. Haz saltos de tijera

Una última cosa que puedes hacer antes de meterte en tu saco de dormir es hacer algunos saltos o flexiones. El objetivo aquí es hacer que tu sangre bombee para que te sientas caliente cuando te acuestes en la cama.

En tu saco de dormir

Una vez que esté cómodamente en su saco de dormir, hay algunas cosas más que puede hacer para asegurarse de que el calor que ha acumulado dure toda la noche.

15. Mantén tu cabeza cubierta

La cabeza y el cuello tienen mucha superficie, lo que significa que son áreas donde puedes perder una sorprendente cantidad de calor corporal. Te mantendrás mucho más abrigado durante la noche si mantienes la cabeza cubierta.

Eso significa usar la capucha de su saco de dormir y mantenerlo completamente cerrado. En las noches muy frías, cuando lleves el plumífero dentro del saco de dormir, también puedes ponerte la capucha de la chaqueta. Usar un gorro térmico o un gorro también puede ayudarte a conservar el calor.

16. Tenga cuidado con la ropa mojada

Una de las mejores formas de secar las capas húmedas, como calcetines y camisas, es guardarlas en el saco de dormir durante la noche. Pero tenga cuidado al hacer esto, ya que puede resultar contraproducente y dejarlo temblando.

Descubrí que cuando la ropa está más que un poco húmeda, termina empapando el saco de dormir en lugar de secarse. Esto es especialmente cierto si acampas en condiciones húmedas, cuando la humedad que entra en tu saco de dormir no tiene adónde ir.

En caso de duda, prefiero ponerme ropa mojada por la mañana, por poco atractivo que sea, que arriesgarme a mojar mi saco de dormir.

17. No esperes para orinar

Si tienes que orinar durante la noche, es mejor hacer el esfuerzo e irte de inmediato que esperar horas y esperar poder hacerlo hasta la mañana. Como dije antes, tu cuerpo usa mucha energía para mantener la orina caliente. Además, nunca he podido dormir muy bien cuando tengo que irme.

Normalmente salgo de la tienda para orinar, incluso si eso significa ponerme botas frías durante unos minutos. Sin embargo, puedes tener una botella de orina a tu lado o incluso orinar directamente en el vestíbulo de tu tienda si hace mucho frío afuera.

18. Ventila antes de sudar

Si hace demasiado calor durante la noche, abre un poco la cremallera del saco de dormir o quítate una capa. Si comienzas a sudar, esa humedad empapará tu ropa y puede dejarte más frío en medio de la noche.

19. Acérquese a sus socios

En las noches más frías, hay una forma más de mantenerte abrigado: acurrucarte junto a tus compañeros de escalada. Si usted y su pareja tienen sacos de dormir con cremalleras una frente a la otra, pueden cerrar las dos bolsas juntas para hacer un saco de dormir de doble ancho. Compartir el calor corporal es una forma extremadamente eficaz de mantenerse caliente.

Errores que se deben evitar en las noches frías

Además de los consejos y trucos anteriores, existen algunos errores fáciles que se deben evitar al intentar mantenerse abrigado.

No bebas alcohol

Tomar una copa en el campamento antes de acostarte te hará sentir más cálido, pero el alcohol en realidad reduce la temperatura corporal. Si le preocupa dormir lo suficientemente abrigado durante la noche, beber alcohol no es una buena idea.

Nunca haga funcionar un calentador por la noche

La mayoría de los montañeros y mochileros no llevan un calentador de propano para tiendas de campaña. Pero si se te ocurre alguna idea sobre cómo encender una estufa dentro de tu tienda para calentar el aire, no lo hagas. Hacer funcionar cualquier tipo de estufa o calentador de tienda durante la noche puede ser extremadamente peligroso ya que estas fuentes de calor producen monóxido de carbono.

Resumen

Con una buena preparación y algunos trucos sencillos, podrás estar perfectamente abrigado durante la noche mientras acampas, incluso en las temperaturas más frías. Por encima de todo, asegúrese de llevar el saco de dormir adecuado, una colchoneta resistente y haga todo lo posible para mantener seco su equipo para pasar la noche.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




Cómo mantenerse abrigado en una tienda de campaña (19 consejos de expertos)

Cómo mantenerse abrigado en una tienda de campaña (19 consejos de expertos)

Si eres amante del camping y disfrutas pasando noches al aire libre, sabrás lo importante que es mantenerse abrigado durante esas frías noches en una tienda de campaña. Afortunadamente, con estos 19 consejos de expertos, podrás enfrentar cualquier clima y mantener el calor sin importar las condiciones. ¡Sigue leyendo para descubrir cómo hacerlo!

1. Elija una tienda de campaña adecuada para el clima

La elección de una tienda de campaña diseñada para climas fríos y con buena ventilación es crucial para mantenerse abrigado. Opta por una tienda de calidad que ofrezca aislamiento y protección contra el viento.

2. Utiliza una lona para proteger tu tienda

Colocar una lona resistente debajo de tu tienda de campaña ayudará a mantener el calor y evitará que la humedad se filtre desde el suelo.

3. Añade una capa extra en el suelo de tu tienda

Además de la lona, añadir una esterilla aislante en el suelo de tu tienda te proporcionará una capa adicional de aislamiento contra el frío.

4. Escoge el saco de dormir adecuado

Un buen saco de dormir es imprescindible para mantener el calor en la tienda. Opta por uno con un buen índice de confort y una temperatura mínima que se ajuste a las condiciones del lugar donde acamparás.

5. Utiliza una funda para el saco de dormir

Usar una funda para el saco de dormir ayudará a retener más calor y mantendrá el saco limpio y seco.

6. Viste capas de ropa térmica

Utilizar varias capas de ropa térmica es una excelente manera de mantener el calor corporal. Asegúrate de llevar ropa de cambio en caso de que te mojes.

7. No olvides los gorros y guantes

La cabeza y las manos son las partes del cuerpo que más calor pueden perder. Lleva gorros y guantes térmicos para mantener estas áreas protegidas.

8. Minimiza la exposición al frío

Evita salir de la tienda de campaña lo menos posible para minimizar la exposición al frío. Cuando lo hagas, asegúrate de cerrar bien la tienda para retener el calor.

9. No te olvides de una buena alimentación

Una alimentación adecuada aporta energía para mantener el calor corporal. Lleva alimentos ricos en calorías y carbohidratos para ayudar a tu cuerpo a mantenerse abrigado.

10. Bebe líquidos calientes

Una taza de té o chocolate caliente ayudará a mantener tu cuerpo caliente desde adentro. ¡No olvides llevar una taza y tu bebida caliente favorita!

11. Utiliza calentadores portátiles

Considera usar calentadores portátiles seguros para acampar en tiendas de campaña. Asegúrate de seguir las instrucciones de seguridad proporcionadas por el fabricante.

12. Pon a prueba tus habilidades de fuego

Aprender a encender un fuego correctamente puede ser una excelente fuente de calor. Asegúrate de seguir todas las regulaciones y recomendaciones para hacer fuego en el área donde te encuentras.

13. Mantén la tienda de campaña bien ventilada

Si bien la ventilación puede parecer contraproducente, mantener una buena circulación de aire dentro de la tienda evitará la acumulación de humedad y condensación.

14. Calienta piedras en una fogata

Otra técnica para generar calor es calentar piedras en una fogata y luego colocarlas debajo de tu tienda de campaña, manteniendo así una fuente adicional de calor durante la noche.

15. Utiliza bolsas de agua caliente

Las bolsas de agua caliente son una excelente opción para mantener la temperatura dentro del saco de dormir. Llena una bolsa con agua caliente antes de dormir y colócala en tu saco de dormir para mantenerte caliente.

16. Haz ejercicio antes de dormir

Realizar ejercicio antes de acostarte aumenta la temperatura corporal y ayuda a mantener el calor durante la noche.

17. Evita la condensación en el interior de la tienda

La condensación puede hacer que todo dentro de la tienda se empape. Abre las ventanas o paneles de ventilación para reducir la probabilidad de acumulación de humedad.

18. Comparte el espacio con compañeros de camping

Aprovecha el calor corporal compartiendo el espacio en la tienda con otros campistas. No solo es más cálido, sino que también es divertido compartir experiencias.

19. Conoce tu límite

Si las condiciones son demasiado extremas y no te sientes seguro, siempre ten en cuenta tu límite y considera cancelar el campamento. La seguridad siempre debe ser lo primero.

Dicho esto, con estos 19 consejos estarás preparado para mantener el calor en tu tienda de campaña en cualquier situación. ¡Disfruta de tus aventuras al aire libre y mantente abrigado!


Deja un comentario