¿Con qué frecuencia la gente se cae de los remontes? Por qué es sorprendentemente raro

Uno de los grandes temores al momento de disfrutar de la nieve es caerse de un remonte. Sin embargo, ¿alguna vez te has preguntado con qué frecuencia sucede realmente? Podría sorprenderte saber que las caídas de los remontes son sorprendentemente raras. Acompáñanos en este artículo mientras exploramos esta curiosa estadística y descubrimos por qué este temor no debería arruinar tu diversión en las pistas.

¿Con qué frecuencia la gente se cae de los remontes? Por qué es sorprendentemente raro

NewToSki.com es compatible con lectores. Podemos cobrar una parte de las ventas u otra compensación de los enlaces de esta página. Como asociado de Amazon, ganamos con compras que califican.

Montar en un remonte es una de las primeras tareas importantes que debe realizar cualquier esquiador novato. Y para aquellos que llevan décadas esquiando, siempre será una parte fundamental del esquí. Todo lo que sube tiene que bajar.

Cuando los esquiadores o practicantes de snowboard están aprendiendo a utilizar un nuevo ascensor, puede ser relativamente común que las personas se caigan al subir o bajar. Sin embargo, los accidentes graves, como que alguien se caiga de un telesilla a gran altura, son extremadamente raros.

Las personas podrían caerse de cuatro tipos de remontes: alfombras mágicas, remolques de cuerda (o remolques de cuerda de cascanueces), remontes y barras en T Poma y telesillas. Sólo el telesilla te permitirá sentarte y elevarte en el aire.

Alfombras mágicas

¿Con qué frecuencia la gente se cae de los remontes? Por qué es sorprendentemente raro

Las alfombras mágicas son el tipo de remonte más accesible para viajar, lo que las hace ideales para principiantes. Esquías hasta la base de la cinta transportadora, subes a ella y luego mantienes el equilibrio mientras el ascensor te lleva a la cima de la pista para principiantes.

Como se usan principalmente para principiantes y son excelentes para niños, verás que las personas se caen cuando aprenden a usar este elevador por primera vez. Sin embargo, como estás cerca del suelo, las lesiones suelen ser leves.

Remolques de cuerda y cascanueces

Antes de los días de las alfombras mágicas, los remolques de cuerda eran el principal estilo de elevación que llevaba a los principiantes a la cima de la pendiente. Consisten en una cuerda de metal a la que te agarras y a la que te aferras con todas tus fuerzas hasta llegar a la cima de la pendiente.

Los remolques de cuerda no son precisamente difíciles de entender, pero es necesario practicar y aprender. Algunos de estos ascensores también tendrán agarraderas similares, lo que los hará más fáciles de agarrar.

Un cascanueces es similar a una cuerda de remolque pero con un poco más de ayuda. Requiere que los ciclistas usen un arnés con un “cascanueces”, donde los ciclistas sujetarán el cascanueces a la cuerda para llevarlos hasta la cima de la pendiente. Sigue siendo un remolque de cuerda, pero normalmente se utilizan para esquiadores más avanzados y te llevarán a nuevas alturas en pendientes más pronunciadas.

Aprender a montar en estos dos ascensores puede ser un poco difícil y, como tal, verás gente caerse. Normalmente, al principio o al final.

Elevadores y barras en T Poma

¿Con qué frecuencia la gente se cae de los remontes? Por qué es sorprendentemente raro
Foto por John M con licencia bajo CC BY-SA 2.0

Un elevador Poma requiere que los pasajeros se paren sobre la nieve y sean arrastrados hasta la cima de la montaña mediante un poste que se encuentra en una línea retráctil. Para subir al remonte Poma, los esquiadores deben apuntar sus esquís hacia la cima de la montaña, agarrar el palo cuando gira, tirarlo hacia abajo y colocar el disco circular entre sus piernas.

Similar a un elevador Poma, una barra en T también es un tipo de elevador de superficie. Para montar una barra en T, los esquiadores deben agarrar la barra en T (o que se la entreguen), colocar la barra detrás de sus nalgas y dejar que el elevador los arrastre montaña arriba. Debido a la forma de “T” de la barra en T, dos personas pueden montarla al mismo tiempo.

Como la mayoría de los tipos de ascensores, es común ver a las personas caerse de los Pomas y las barras en T cuando aprenden a utilizar estos ascensores por primera vez. Pero como están cerca del suelo, caerse de estos ascensores normalmente sólo provocará lesiones leves o nulas.

Telesillas

¿Con qué frecuencia la gente se cae de los remontes? Por qué es sorprendentemente raro

De todos los tipos de ascensores a considerar, los telesillas son el único tipo de ascensores que llevan a los pasajeros hacia el cielo y, como resultado, las consecuencias de caerse a mitad del viaje son mucho mayores que las de cualquier otro ascensor.

Sin embargo, cuando las personas se caen de los telesillas, normalmente es cuando están subiendo o bajando. Lo que es mucho menos común es ver a personas caerse del remonte en el medio y, si esto ocurre, la causa más común es un error del ciclista.

Todos los telesillas modernos tienen una barra de seguridad que desciende sobre su frente. Esto te proporciona una barra para descansar tus esquís pesados ​​y evita que te caigas hacia adelante.

Según la Asociación Nacional de Áreas de Esquí (NSAA), en 2012, hubo 13 muertes en 38 años que pueden atribuirse a “mal funcionamiento de los remontes” en los EE. UU. En otras palabras, eso es “0,149 muertes por cada 100 millones de millas de pasajeros transportados en remontes mecánicos”.

Dicho esto, caerse de un telesilla es extremadamente raro. Por lo general, solo ocurre cuando las personas están aprendiendo a montar en telesilla y tienen problemas para subir y bajar. Cuando esto sucede, están cerca del suelo y el personal del ascensor está allí para detenerlo y ayudarle a levantarse.

Si te quedas atascado en un ascensor, es aconsejable no saltar. Es común que los telesillas detengan el movimiento hacia adelante y luego se reinicien unos minutos más tarde. Esto suele suceder porque el operador del ascensor lo detiene para ayudar a alguien a volver a subir después de una caída.

Es muy poco probable que ocurran incidentes como el que se muestra a continuación.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded






¿Con qué frecuencia la gente se cae de los remontes? Por qué es sorprendentemente raro

¿Con qué frecuencia la gente se cae de los remontes? Por qué es sorprendentemente raro

Los remontes son una parte esencial de cualquier estación de esquí, permitiéndonos disfrutar de las maravillosas pistas que ofrecen. Aunque la idea de caerse de un remonte puede parecer aterradora, la realidad es que es sorprendentemente raro. A continuación, responderemos a algunas de las preguntas frecuentes relacionadas con este tema.

¿Qué medidas de seguridad se toman en los remontes?

Los remontes son sometidos a rigurosas inspecciones y controles para garantizar su correcto funcionamiento y seguridad. Los operadores de las estaciones de esquí se encargan de realizar un mantenimiento regular de los remontes, incluyendo la prueba de todos los sistemas de seguridad. Además, los remontes están diseñados con barras de sujeción y frenos automáticos para evitar accidentes durante su uso.

¿Cuáles son las principales causas de caídas en los remontes?

La gran mayoría de las caídas en los remontes ocurren debido a un mal uso por parte de los esquiadores. Algunas de las causas más comunes son:

  1. Falta de atención: Muchas veces, los esquiadores están distraídos o no siguen las indicaciones del personal responsable.
  2. Descenso incorrecto: Al acercarse al final del remonte, es importante estar preparado para bajar en el lugar designado y de manera adecuada.
  3. Errores al subir o bajar: No colocar bien los esquís o tratar de subir o bajar del remonte antes de tiempo son errores comunes que pueden resultar en una caída.

¿Cuál es la probabilidad de caerse de un remonte?

Según diversos estudios, las probabilidades de caerse de un remonte son extremadamente bajas. En general, se estima que menos del 1% de los esquiadores que utilizan los remontes sufre algún tipo de caída. Esto demuestra que, si se sigue adecuadamente las instrucciones de seguridad y se tiene cuidado, los remontes son un medio de transporte bastante seguro.

¿Qué hacer si ocurre una caída en un remonte?

En caso de que tú o alguien que esté contigo se caiga de un remonte, es importante mantener la calma. Lo primero que debes hacer es informar al personal de la estación de esquí para que puedan ofrecer asistencia y evaluar la situación. Además, asegúrate de recibir atención médica si es necesario.

Recuerda que la mayoría de las estaciones de esquí cuentan con servicios de emergencia y personal capacitado para hacer frente a estas situaciones. Aquí encontrarás más información sobre los protocolos de seguridad en los remontes: ejemplolinkexterno.com


Deja un comentario