Snowblading (esquís cortos) versus esquí, cómo se siente

Si eres amante del deporte de invierno y te apasiona deslizarte por las montañas nevadas, seguramente has escuchado sobre el snowblading y el esquí. Ambas modalidades ofrecen emocionantes experiencias en la nieve, pero ¿sabes realmente cómo se sienten cada una de ellas? En este artículo te invitamos a descubrir las sensaciones que te esperan al practicar snowblading y esquí, y explorar las diferencias entre estos dos estilos de deslizamiento en las pistas. ¡Prepárate para una aventura en la nieve llena de diversión y adrenalina!


Snowblading (esquís cortos) versus esquí, cómo se siente

NewToSki.com es compatible con lectores. Podemos cobrar una parte de las ventas u otra compensación de los enlaces de esta página. Como asociado de Amazon, ganamos con compras que califican.

El esquí existe desde hace mucho tiempo y se remonta a la guerra y la caza desde el siglo XVIII, pero se remontan al siglo XII e incluso más atrás. El patinaje sobre nieve, sin embargo, es nuevo. Los primeros ejemplos se remontan a 1990-1995, antes de que realmente se convirtiera en una actividad popular en la nieve. El snowblading, en esencia, consiste en esquiar sobre dos pequeños esquís, que parecen mini tablas de snowboard, y sin bastones.

Cuando se trata de la pregunta más importante, si hacer snowboard o esquiar, la respuesta es bastante simple: el esquí es mucho más accesible, pero el snowboard es novedoso y emocionante, y cuenta con un grupo de seguidores dedicados. El snowboarding consiste en esquiar con dos esquís pequeños, que tienen puntas gemelas., y para patinar sobre nieve no se utilizan bastones. Es difícil de dominar, pero una vez dominado resulta muy gratificante y estimulante. Más adecuado para pistas y pistas acondicionadas, el patinaje sobre nieve tiende a atascarse un poco en polvo profundo. El snowboard es una tabla única, similar a una tabla de surf, y se centra en los giros sobre raíles y el tallado en nieve polvo.

Snowblading (esquís cortos) versus esquí, cómo se siente

Muchos esquiadores y practicantes de snowboard deciden probar los snowblades y, antes de darse cuenta, quedan enganchados por varias razones. El deporte es divertido y diferente, y el equipo real (los esquís bajo los pies) lo convierte en un deporte sencillo y un pasatiempo en el que sobresalir. Tiene una curva de aprendizaje muy corta. Las personas rápidamente se vuelven lo suficientemente competentes como para acercarse a pistas más avanzadas de las que podían haberlo hecho antes, ya sea con esquís o tablas de snowboard.

Elementos distintivos de Snowblade

Varios elementos componen un pala de nieveque veremos rápidamente.

1. Longitud

Los snowblades miden entre 30 y 55 pulgadas y se parecen mucho más a mini tablas de snowboard que a esquís. Esta longitud corta tiene muchas ventajas en comparación con los esquís de longitud estándar. Le permite girar más bruscamente y detenerse más rápido. También hay muy pocas posibilidades de que las puntas se crucen debido a su corta longitud.

2. Sin postes

¡Sí, tira los postes! Los practicantes de nieve no utilizan polos, aunque hay algunas personas que utilizan correas para evitar perder los esquís en condiciones difíciles. No hay necesidad de postes, y los patinadores de nieve pueden patinar sobre terreno plano si es necesario, sin necesidad de empujarse desde los postes.

3. Puntas gemelas

No todos los tipos de palas para nieve tienen puntas gemelas, pero son muy comunes, con curvas coincidentes en la parte delantera y trasera. Esto facilita la recuperación y también es mucho más fácil aterrizar hacia atrás y continuar tu camino como si nada hubiera pasado.

4. Fijaciones

Las fijaciones Snowblade son una combinación de todas las fijaciones, incluidas las de esquí y snowboard. Hay opciones de liberación rápida, así como ninguna opción de liberación. ¿Por qué alguien querría una opción sin autorización para cualquier deporte, ya sea esquí o patinaje sobre nieve? Bueno, si no puedes escapar, puedes bloquear un riel con más fuerza. Sin embargo, esto es más para ciclistas súper avanzados. Lo contrario es que si no puedes soltarte y caes en el ángulo equivocado con respecto a tu espada, entonces podrías correr el riesgo de romperte una rodilla o un tobillo.

5. Comparación de longitudes de esquí

Sin embargo, los esquís cortos tipo snowboard no son lo mejor. Son muchas las ventajas de tener un juego de esquís más largos para tus esquís convencionales. Cuando se trata de enormes campos de juego con nieve polvo fresca, el efecto de los esquís más largos es evidente. Arcos más significativos, tallas largas y una sensación de fluidez hasta el final. El esquí más largo tiene una línea de riel más larga, lo que permite estos arcos más elegantes, pero los snowblades hacen lo contrario.

Los giros de los snowblades son cortos y bruscos, comparables a los del patinaje, y adecuados para trucos y rampas, a diferencia de los carves.

Los procesos de aprendizaje

Uno de los elementos más imprescindibles a la hora de elegir es la facilidad para aprender. También hay dos escuelas aquí, pero el consenso es que el snowboarding supera al esquí cuando se trata de aprendiendo proceso.

Ambas disciplinas son desafiantes y ambas tienen sus momentos dorados.

1. Esquiar en paralelo

Esto es mucho más fácil con los snowblades que con los esquís. La razón es que las palas de nieve son más cortas, por lo que hay menos posibilidades de que las puntas se crucen y es más fácil de aprender.

2. Parar y girar

A medida que los esquiadores progresan, aprenden a utilizar los bordes de las pistas de esquí, tanto los bordes interiores como los exteriores, para girar y detenerse. Es un arte fino y una habilidad sensible que lleva tiempo aprender, pero una vez que puedes sentir ese riel, es algo que nunca desaparecerá. En un snowblade, el riel es mucho más corto y, por lo tanto, es más fácil obtener el control porque hay menos riel que controlar y una habilidad que aprender con menos esfuerzo.

3. Esquiar en campo de nieve polvo

Esta es un área que separa claramente las dos disciplinas, en el sentido de que todos buscamos recorridos largos por nieve polvo profunda, excepto si practicas snowboard. Los esquís largos se deslizan sobre grandes extensiones de polvo con facilidad y facilitan el trabajo en los montículos de polvo. Abrirse paso a través de esas extensiones de pólvora sobre las palas puede ser tedioso y requerir mucho más esfuerzo. Las pistas de nieve polvo empiezan a parecer arenas movedizas, y la única manera es trabajarlas de verdad, zigzagueando, deslizándose y moviéndose, y gastando mucha más energía que con los esquís.

4. Golpear el hielo

Uno podría pensar que el snowboard, en comparación constante con el patinaje, sería el ganador aquí al pisar una superficie de hielo. Aún así, a veces las cosas no son necesariamente lo que parecen. Esquiar sobre una extensión de hielo requiere un control radical, movimientos precisos y control sobre los métodos de frenado. En los esquís, tienes más rieles disponibles para extraer la potencia necesaria sobre el hielo. En comparación, en los snowblades tienes menos carril y, por tanto, menos control. Los esquís ganan en el hielo.

5. Velocidad

Snowblading (esquís cortos) versus esquí, cómo se siente

Los esquís son mucho más estables a la hora de emprender carreras de velocidad y apenas notan los baches e imperfecciones, absorbiéndolos y barriéndolos. Si viajas a una velocidad similar sobre los snowblades, debes tener mucho más cuidado con los baches. Tienes que manejarlos con cuidado, ya que fácilmente podrían sacarte de la ruta y tirarte a la zanja.

6. Recuperando

El desafío de ponerse de pie y ponerse en marcha después de una caída es sortear los esquís, su longitud y su incomodidad. Las palas de nieve son menos engorrosas y podrás ponerte de pie mucho más fácilmente que con los esquís.

7. Mudarse en pisos

Tanto los esquís como los snowblades pueden sortear rápidamente zonas planas, pero recuerde que los esquiadores tienen bastones con los que se impulsan. El patinador de nieve tiende a «patinar» por zonas planas con relativa facilidad.

8. Saltos y Cajas

Esto también es un enigma, porque la lógica apuntará a que los snowblades más cortos tienen mucha más estabilidad que los esquís más largos en saltos y cajas, y a decir verdad, la tienen. Con menos rieles que controlar, el snowboarder tiene mucho más control en la parte enfocada de las cajas y salta cuando te enfrentas al obstáculo. El problema está en el aterrizaje. Los Snowblades son cortos y tambaleantes, y el ciclista a menudo realiza el salto con éxito, pero luego se tambalea después del salto. Los esquís, por otro lado, son estables y funcionan mejor, con más tablas delante y detrás. Añadiendo a la estabilidad.

Fluir

Existe un estado óptimo al esquiar, llamado Fluir eso se puede comparar con un estado Zen cuando todo se siente alineado. A los deportistas les pasa cuando todo está alineado y todo parece funcionar. Muchas personas que son expertas tanto en patines de nieve como en esquí han expresado que han logrado un flujo mucho más rápido en patines de nieve que en esquí. Es difícil de cuantificar y probar, pero el flujo es un lugar en el que el mundo siente que está trabajando contigo y es un gran lugar para estar. Si patinar sobre nieve puede llevarte allí razonablemente rápido, entonces es una actividad que vale la pena.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




Snowblading (esquís cortos) versus esquí, cómo se siente

Preguntas frecuentes sobre Snowblading y Esquí

Si estás pensando en adentrarte en el mundo de los deportes de invierno, es posible que hayas escuchado hablar sobre snowblading y esquí. Ambas actividades son emocionantes y te brindan la oportunidad de deslizarte por las pistas nevadas, pero hay diferencias clave en cuanto a cómo se sienten y se practican. Aquí, responderemos a algunas preguntas frecuentes para ayudarte a entender mejor cada deporte:

¿Qué es el snowblading?

El snowblading, también conocido como esquí corto o skiboarding, es una variante del esquí que utiliza esquís más cortos. Estos esquís son más maniobrables y permiten un mayor control, lo que hace que el snowblading sea ideal para aquellos que buscan un desafío diferente en las pistas. A menudo se comparan con los monopatines, ya que la forma de moverse es similar.

Si quieres obtener más información sobre el snowblading, te recomendamos visitar snowbladesonline.com, un sitio web especializado en este emocionante deporte.

¿En qué se diferencia el esquí tradicional del snowblading?

El esquí tradicional, que utiliza esquís más largos, se caracteriza por una mayor velocidad y estabilidad en largas pistas. Es ideal para aquellos que buscan recorrer distancias mayores y explorar terrenos más extensos. El esquí convencional puede llevarte a velocidades más altas y te permite realizar giros y maniobras en un rango más amplio.

Si deseas obtener más información sobre las diferencias y similitudes entre el snowblading y el esquí tradicional, puedes leer el artículo encontrado en skiessentials.com.

¿Cuál es la sensación de practicar snowblading?

El snowblading te brinda una sensación única de libertad y control. Con esquís más cortos, te resultará más fácil maniobrar y realizar giros cerrados. La sensación de estar más cerca de la nieve y poder deslizarte con mayor rapidez te brinda una experiencia emocionante y desafiante.

Si aún tienes dudas sobre cómo se siente practicar snowblading, te recomendamos ver algunos videos y testimonios de esquiadores experimentados en el canal de YouTube de Snowblading 101.

Conclusión

El snowblading y el esquí tradicional son dos deportes emocionantes que ofrecen diferentes experiencias en las pistas de nieve. Si prefieres un enfoque más ágil y controlado, el snowblading puede ser perfecto para ti. Por otro lado, si te gusta la velocidad y explorar terrenos más grandes, el esquí tradicional es una excelente opción.

Esperamos que esta guía haya aclarado tus dudas sobre el snowblading y el esquí. Recuerda siempre tomar las precauciones necesarias y disfrutar al máximo de estos deportes de invierno.


Deja un comentario